Innovación organizativa

Innovación Organizativa

Según el Manual de Oslo se entiende por innovación la concepción e implantación de cambios significativos en el producto, el proceso, el marketing o la organización con el propósito de mejorar los resultados.

Una innovación organizativa consiste, pues, en la incorporación de nuevos productos o servicios en la oferta municipal de prestaciones o la implementación de nuevos métodos organizativos en el funcionamiento interno, en los sistemas de gestión, en la organización del lugar de trabajo o en las relaciones externas que no han sido utilizadas previamente. Debe ser el resultado de decisiones estratégicas.

Aunque parezca obvio, pero dado que la frontera conceptual es con frecuencia difusa o solapada, resaltar que innovación no es modernización (TIC) ni mejora (Calidad). Si bien, y en pro de la eficiencia en el cambio de nuestras administraciones, el principal problema no debe ser la categorización conceptual de las propuestas de cambio, siempre que estas sean beneficiosas para la prestación local.

Los cambios que la sociedad del conocimiento está soportando y va a soportar, el cambio generacional de nuestras administraciones (tanto en personal interno como en requerimientos externos), requieren una transformación organizativa profunda; el proceso de reforma que las administraciones públicas tuvieron a finales de siglo pasado con el cambio democrático, hace más de 30 años, supone una revisión profunda, un repensar nuestras administraciones,… no bastará con simples procesos adaptativos.

Por otro lado, con demasiada frecuencia se identifica la transformación básicamente como un efecto de la transformación digital, cuando la propia Ley 39 reconoce que no habrá transformación digital si no se produce la transformación organizativa, mucho más profunda.

Para sensibilizar, informar, delimitar, contextualizar,… la verdadera dimensión de la innovación en las organizaciones públicas locales. Si la innovación es “cultura organizativa innovadora”, es implicación de las personas en el cambio, es integrar la innovación en las estrategias corporativas,… el MAI-O debe ayudar a visualizar los retos organizativos a los que la innovación puede contribuir a afrontar.

Además de las claves ya citadas para el MAI en general y para cualquier proyecto de cambio, la IO requerirá de cuestiones como:

  • Un potente liderazgo, puesto que la IO está mucho más supeditada a las personas, que fomente la cultura de la innovación.
  • Una acción previa de facilitar esquemas y creencias favorables que permitan superar las resistencias al cambio, el riesgo a lo novedoso.
  • Fundamental fomentar el pensamiento independiente y creativo, generando espacios no solo de confianza, sino de ambiente lúdico, distendido (gamificación).
  • Asegurar que las aportaciones son consideradas y analizadas para su aplicación, reconociendo los esfuerzos individuales o de grupo.
  • Evaluar resultados e impactos de las actuaciones.
  • Proponer ideas
  • Orientar la IO a sumar valor a la gestión municipal y, con ello, a impulsar propuestas de valor que satisfagan expectativas y necesidades de la ciudadanía.
  • Fomentar una cultura innovadora que fomente el cuestionamiento, nuevas miradas, la necesidad de repensar, que ponga en valor el riesgo y el “tiempo” del cambio y la adaptación a los nuevos entornos.
  • Desplegar un liderazgo innovador que visibilice e impulse la cultura del cambio, que potencie la organización como espacio relacional, espacios para crecer y reinventarse.
  • Capacitar al personal para gestionar y afrontar la incertidumbre, haga aflorar el talento interno y desarrollar competencias innovadoras, haciendo de la creatividad “otra” forma de enfocar los retos.
  • Replantearse la forma de planificar y programar actividades, incorporando nuevas formas de gestión, desde una nueva visión de la gestión pública local.
  • Necesidad de repensar y revisar los procesos, metodologías y procedimientos, con un enfoque claro de simplificación, racionalización y optimización,… de adaptación a los formatos de la sociedad del conocimiento.
  • Incorporar a la cartera de servicios municipales nuevos productos y servicios, revisando el catálogo de actuaciones para adaptarlo a las nuevas demandas del entorno.
  • Es urgente cuestionar y revisar el modelo organizativo proveniente de la transición, y que con el paso del tiempo, la incidencia de los cambios normativos y tecnológicos y un nuevo entorno social no solo debe adaptarse, debe renovarse.
  • Orientar el funcionamiento interno al logro de resultados, de impacto en la sociedad, a dar valor a la comunicación bidireccional con la ciudadanía, todo ello de forma sostenible y equitativa.
  • Crear ecosistemas de innovación donde tengan protagonismo todos los actores y colaboradores que intervienen en el devenir de la organización municipal.
  • Proponer ideas

 

¿LINKOTECA, HERRAMIENTAS MÁS HABITUALES,…?

Proponer enlaces de interés

¿Cómo utilizar el modelo de Innovación Organizativa?

Ficha I
Ficha II
Ficha III
Ficha IV
Ficha V