Innovación pública

NovaGob recoge en su web la definición de Christian Bason, director de Mindlab: “la innovación pública es el proceso de creación de nuevas ideas y su transformación en valor para la sociedad”.

Según el objetivo de la innovación se consideran 3 tipos de IP, que son los integrantes de este modelo:

  • Innovación organizativa: según el Manual de Oslo dirigida a innovar en los procesos, a generar nuevos productos o servicios, a la propia organización o al marketing.
  • Innovación tecnológica: implantación de nuevos productos tecnológicos en la propia gestión interna (transformación digital), en la ciudad (smart cities) o nuevas tendencias en sistemas relacionales, dispositivos virtuales (blockchain, asistentes virtuales,…), etc.
  • Innovación social: recordemos esta definición “una solución nueva a un problema social que es más efectiva, eficiente, sostenible o justa que las soluciones existentes y que genera valor para la sociedad en general” (West y Farr).

Últimamente se hace presente la denominada innovación abierta que según Henry Chesbrough “el Open Innovation es un paradigma que asume que las empresas pueden y deben utilizar ideas externas tan bien como las ideas internas”, es la co-innovación, la generada con los grupos de interés.

Para que la propuesta se considere innovación se deben dar estos atributos:

  • Cambio: representar un cambio con respecto a lo anterior, impactar de forma cualitativa en los productos o servicios, ser útil.
  • Novedad: las propuestas o ideas deben suponer novedad (que no existía) para la organización, no simplemente algo nuevo (p. ej. simple reposición de algo ya defectuoso).
  • Acción: deben aplicarse o ser aplicables, no ser sólo una idea, ha de contemplar las variables que hagan posible su aplicación.

En el Gobierno Vasco con Innovación Pública se refieren a:

  • Unos servicios públicos pensados para las ciudadanas y los ciudadanos, y con las ciudadanas y los ciudadanos.
  • Una Administración abierta: valores de transparencia, participación y colaboración ciudadana en las políticas públicas.
  • Una Administración basada en las personas como referentes, copartícipes y co-responsables de la acción de gobierno.
  • Administración autocrítica que planifica estrategias y evalúa resultados.
  • Una Administración que asigna y utiliza los recursos públicos de forma eficiente y eficaz.

¿Qué no es?

La IP suele solaparse con otros conceptos afines:

  • No es I+D: no es investigación o desarrollo, la UNE 166002 cuando define la innovación la centra en aspectos como el seguimiento de patentes, poco ajustada a la IP. Se trataría de innovaciones radicales en la línea que Schumpeter definía como “un proceso dinámico (destrucción creativa) en el cual nuevas tecnologías sustituyen a las antiguas”.
  • No es mejora continua: con frecuencia propuestas innovadoras tienen más que ver con mejoras en los procesos, calidad, que con innovación; en este aspecto, en nuestra Entidad, si buscamos innovación y se nos proponen mejoras, obviamente no las desdeñamos.
  • No es modernización: la simple actualización tecnológica, la reposición de productos o actualización,… tampoco debe entenderse como innovación aunque, como en el caso anterior, no los desdeñamos.

Además de las claves inherentes a cualquier proyecto de intervención, resaltar que iniciar un proceso de innovación pública es como iniciar un proceso de cambio organizativo y, por tanto, requiere entre otras cuestiones:

  • Disponer del apoyo continuo y explícito de la Dirección con los procesos innovadores y fomentar los procesos creativos asumiendo los riesgos que conllevan.
  • Fomentar el pensamiento independiente y creativo y los espacios para sumar los conocimientos y las ideas de toda la organización.
  • Generar un espacio de confianza donde todo el equipo de la organización pueda compartir sus ideas con libertad, donde se premie la iniciativa y no se penalice el error.
  • Dotar de recursos suficientes el proceso de innovación, tanto humanos como tecnológicos, financieros y de tiempo.
  • Insertar el proceso de cambio e innovación en las estrategias de la organización.
  • Definir nuevos métodos y herramientas para desaprender y superar viejas estructuras y vencer las resistencias a otras visiones y enfoques.
  • Disponer de un sistema de evaluación y estar dispuesto a asumir los resultados.
  • Generar un sistema de incentivos que premien las iniciativas y la implicación.
  • Dar a la Innovación Pública (IP) el carácter de instrumento de cambio, de vía o proyecto vital para el sostenimiento y la supervivencia de la administración.  
  • Cambiar la cultura e imagen de administración inmovilista, de actitud distante con los problemas reales, a una visión de orientación y acercamiento a los problemas y retos de la ciudadanía.
  • Alinearla con las estrategias corporativas y soportarla en un potente liderazgo comprometido y manifiesto.
  • Apostar por la IP disruptiva, no solo adaptativa o para la mejora, abordando cambios que permitan la transformación real y la orientación a futuro.
  • Apostar por la colaboración y la co-creación, confiar en la bondad del “compartir”, transcender la creencia de que solos mejor, de la innovación en “silos” internos.
  • Generar espacios y momentos para la innovación, ecosistemas y “nodos” de innovación, que posibiliten y venzan resistencias; el riesgo o el error como fuente de aprendizaje y desarrollo.
  • Generar dinámicas innovadoras a medio-largo plazo, no sujetas a ciclos electorales, que generen confianza en su sostenibilidad, a la vez que visualicen éxitos que actúen como retroalimentación positiva.
  • Posibilitar el desarrollo del talento y la creatividad de las personas de la organización atrayendo el de agentes externos para transformar la propia organización municipal.
  • Hacer de las NNTT agentes de cambio innovador tanto en la organización como en el entorno de ciudad y la relación con usuarios.
  • Liderar en la ciudad y su entorno la cultura de la innovación, aplicando principios y valores de innovación a sus actuaciones a la vez que fomentar el emprendimiento en la ciudadanía.   

 

¿LINKOTECA, HERRAMIENTAS MÁS HABITUALES,…?

  • 50 retos de NovaGob
  • 200 del ministerio

RESPONSABLE:

El Servicio de Calidad y Modernización del ayuntamiento de Málaga.

COORDINADOR:

Manuel Serrano Canón, Jefe del Servicio de Calidad y Modernización del Ayuntamiento de Málaga.

GRUPO DE PROYECTO:

COTEC: Yolanda Rueda.

Diputación de Málaga (La Noria): Resurrección Hernández.

Club de Innovación: Miguel de Bas.

Novagob: Francisco Rojas.

CEMI: Juan Antonio Bermúdez.

IMFE: Ramón López.

EJECUTORES DE LA PROPUESTA DE MODELO:

Marco General: Manuel Serrano Canón.

Innovación Organizativa: Manuel Serrano Canón.

Innovación Tecnológica: Sergio Jiménez (Publilítica), Eduardo Medina (consultor especializado) y Juan Antonio Bermúdez (CEMI, Ayto. Málaga).

Innovación Social: Resurrección Hernández (Diputación de Málaga), Ramón López (IMFE, Ayto. Málaga), Juan Carlos Rodrigo (Consultor social) y Manuel Serrano.

EMPRESAS PARTICIPANTES EN LA CAMPAÑA DE IDEAS:

AENOR

AXIALTIC

BIABLE MANAGEMENT EXCELLENCE AND INNOVATION SL

BRANDBITS

ECITYCLINIC

ESCUELA LEAN MANAGEMENT

FORO INNOVATION S.L.

GECOR SYSTEM S.L.

MINDCOMPANYSPORT

 

¿Cómo utilizar el modelo de Innovación Pública?